5. Necesidad de Información en el área local para la Declaración del Patrimonio Mundial

Necesidad de consenso local
A primera vista, el registro de un Patrimonio Mundial da la impresión de nivel internacional, pero de hecho, el punto principal es cuánto se puede obtener la aprobación doméstica en el reconocimiento del valor cultural de estas Iglesias, cuánto la gente local puede sentirse orgullosa de esta herencia o patrimonio para el mundo.
Así pues, si no podemos conseguir la ayuda de la gente y del gobierno locales, nuestro movimiento no tendrá éxito.
Porque el registro del Patrimonio Mundial es un objeto común, tenemos que comenzar aliviando problemas tales como
excesiva separación político-religiosa, ya que, como en este caso los edificios pertenecen a una religión particular (Católica), debemos ser magnánimos histórica y culturalmente, y apuntar desde ya a una coexistencia. Así pues, este movimiento puede ayudar a la gente de Nagasaki a crecer en el movimiento tan necesario de la Paz.

Importancia de mantener
juntos los edificios y "la Iglesia viva"
Como en la zona rural el número de creyentes cristianos disminuye, para mantener los edificios de las Iglesias y preservarlos en un área con una humedad alta, estación regular de tifones etcétera, la ayuda externa es altamente necesaria. Desafortunadamente, algunos de los edificios de este grupo ya han desaparecido debido a la carencia de ayuda, así que necesitamos actuar rápidamente. Pero, al mismo tiempo, tenemos siempre que ser conscientes del hecho de que intentamos preservar una "herencia viva", no un valor simplemente histórico. Intentamos guardar esta "vida de la Iglesia" que se enciende como el valor verdadero para el mundo. Los edificios son la expresión externa, material de una historia, una cultura, una fe que se convirtió en esta área y en este tiempo en algo único en el mundo. Así pues, guardar solamente los edificios para el turista normal o como hecho histórico, no tendría mucho significado. En ese sentido, sabemos desde el comienzo que estos edificios de la Iglesia no son obras arquitectónicas excepcionales por sí mismas. Pero sabemos que representan un mensaje excepcional para la cultura y la fe en el mundo. Eso es lo que intentamos hacer que la gente vea.

Promoción de Patrimonios Culturales
Para asegurar un futuro para estos Patrimonios Culturales, es necesario utilizar un sistema protector, conseguir la ayuda pública. Pero, la opinión de que "cuando se fija un Patrimonio Cultural, usted no puede cambiar incluso un clavo", conduce a la gente local a temer que sus edificios sean reconocidos. Así pues, para superar también esta opinión pasiva, tenemos que buscar más comprensión del sistema.
Recientemente, el reconocimiento cultural de las Iglesias de Nagasaki avanzó rápidamente: tenemos 1 Tesoro Nacional; 4 Patrimonios Culturales Nacionales; 5 Patrimonios Culturales Prefecturales. Además, otras Iglesias ya están en posición de ser reconocidas a nivel nacional o prefectural, pero para el resto de los edificios hay mucho que hacer.
Además, para el proceso del registro del Patrimonio Mundial, es importante hacer una lista provisional de los edificios que se incluirán, entre casi 60 edificios, y ya algunos de ellos no cumplen los requisitos (tales como autenticidad, genuinidad,etc).
El grupo de edificios que el país seleccionó (Higashiyamate, área de Nanzan de la ciudad de Nagasaki que incluye la Antigua Iglesia de Oura y similares) como Patrimonios Nacionales, puede ser un modelo para el uso del factor histórico en la presentación de áreas como patrimonios nacionales.


Necesidad de guardar el ambiente periférico
Es importante que el proceso incluya no solamente "el factor de la Iglesia viva", pero también el ambiente natural de cada uno de los edificios. Esto es un factor importante, porque una de las cosas que hacen a los edificios tan únicos es la situación, la fusión casi perfecta con los alrededores. Así como en el edificio mismo de la Iglesia; la casa del sacerdote; la casa parroquial; etc., son parte de una unidad, en este grupo de Iglesias los alrededores naturales deben también ser considerados como unidad.
No solamente el paisaje natural; el mar y la montaña etc.; la gente alrededor de la Iglesia, de su fondo cultural etcétera son importantes para el registro de las Iglesias como Patrimonio Mundial, pues ellos son parte de la integridad de este "fenómeno cultural" que intentamos conseguir reconocidos.
Debido a esto, la suficiente comprensión de los residentes locales se convierte en factor necesario de antemano, pero también la promoción gradual de leyes tales como planeamiento de parquización; conservación del bosque y tierras de labrantío y la preservación individual del ambiente son tema para el futuro.
Para "Guzuku y el grupo relacionado del reino de Ryukyu" registrado como Patrimonio Mundial en el año 2000, la prefectura de Okinawa trabajó para fijar un equilibrio razonable entre los intereses locales y nacionales sobre este compuesto.

Armonía con el turismo
Para la persona actual que vive ocupada cada día en el distrito urbano, el ambiente alrededor de la Iglesia y las Iglesias mismas (aparte de su creencia), son "un lugar donde retomar la paz del alma" y un "lugar de experiencia curativa" y como tal, estas Iglesias encubren también la posibilidad de convertirse en un recurso de visita turística.
Para colocar el grupo de la construcción de la Iglesia como Patrimonio Mundial, el intercambio con los forasteros y cómo promover un turismo constructivo, se convierten en un tema grande. El turismo y la preservación del grupo de las Iglesias son a veces contradictorios, pero creemos que un equilibrio maduro y realista es posible.
Además, es necesario considerar los caminos de acceso, el estacionamiento, el servicio de la zona, etc., así cuando llegue la época de declaración como Patrimonio Mundial, estaremos en condiciones de recibir a visitantes que no destruyen el ambiente.

Detalles técnicos para la preservación de las Iglesias
La construcción de edificios de las Iglesias fue llevada a cabo por carpinteros locales, utilizando el método tradicional de material y construcción antiguos japoneses, así que para las reparaciones  es importante reproducir lo mejor posible el método de construcción.
En las Iglesias declaradas Valores Culturales regionales o nacionales, como la Iglesia de Shitsu, la vieja Iglesia de Nokubi y la vieja Iglesia de Oura, se ha llevado a cabao una reparación oficialmente apoyada, así que podemos tenerlas como patrón a seguir o a corregir para la preservación futura.